miércoles, 24 de febrero de 2010





Leonardo Roque Valle nace en su amada Ciudad de Alberti, Provincia de Buenos Aires, República Argentina, el 15 de agosto de 1926. Muy tempranamente debe trasladarse con su familia a la Ciudad de Buenos Aires, donde reside desde entonces. En el año 2000 publica El Séptimo Universo. Ensayo Poético y Otras Obras, que condensa su trabajo de muchos años.



Si en este su segundo libro, el poeta renueva con sensibilidad única su apuesta poética y emocional por capturar y expresar las experiencias de su vida y entorno familiar y cotidiano tanto como aquellas que pueblan su inagotable memoria de albertino, también nos ofrece una mirada reflexiva sobre las realidades y los hechos más vastos y abarcadores de su tiempo vital.

Vuelve así a cautivarnos su pasión minuciosa por lo testimonial en pinceladas certeras y precisas que traen al centro de la escena retazos hechos de afecto, de ternura, de añoranza, de inconmensurable nostalgia. Porque aun en la dificultad y la tribulación, las tramas del amor, de la amistad, del recuerdo, pueden volver a tejerse. Siempre hay palabras para arrancarle al silencio y al olvido.

Concebida –como canta el gran Pablo Neruda– “en el antiguo corazón del pueblo” la poesía de Leonardo Roque Valle, escrita enteramente en braille, despliega historias, personajes, sentires, meditaciones que provienen de su riquísimo mundo interior y que reclaman una lectura atenta a lo más profundo del ser no considerado de forma abstracta sino enraizado en una cultura específica, en un lugar y un momento determinados, aquellos que configuran y dan forma a su estar en el mundo. He aquí con nosotros, entonces, este nuevo, singular e inspirado poemario.


Prólogo a ¡Alberti, estás en mi corazón! por Pablo Salvador






martes, 23 de febrero de 2010

MUNDO DIFERENTE

Mundo diferente
Sextina


Yo de niño descubrí el Salado.
Allí conocí río y camalote
Y una red enemiga del pescado.
Puede vivir el hombre con un bote;
Es parte de la vida la comida
Y sin ella es segura la caída.


Las nubes sobre el río pasaban;
Sus gotas se hacían puñaladas.
Los botes sin patrón avanzaban;
Las aves disparaban espantadas.
El cauce crecía y desbordando
La cañada vecina fue llenando.


El fuerte viento de la noche
No dejó ni carpas ni sombrillas;
El hombre se volvió reproche
Y la fauna descubrió maravillas.
Creció un mundo de habitantes
Pero aún vivían muy distantes.



Muy cerca había un montecito
Con acacias, tilos y ciruelos;
Los pájaros venían despacito
Del fresco lago sin señuelos.
Los niños calladitos los cazaban
Si los veranos sin lluvias pasaban.


Linda quinta tenía Baldomero
Allí por la zona de Angelito,
El barrio que se ganó Rivero,
Un amigo formal y sencillito.
La vida me impuso la ceguera;
Mi mente irá donde yo quiera.


Río, un terraplén y el puente;
El agua, los peces y la fauna,
Lugar soñado, mundo diferente,
Contigo pido un día me reúna.
Vivir sufriendo la querencia
Es tener en el alma, ausencia.


Nací en mil novecientos veintiséis;
Era agosto quince en Alberti.
Sí, hoy cumplí setenta y seis.

sábado, 12 de diciembre de 2009




El Séptimo Universo, Ensayo Poético, y Otras Obras
Prólogo
Por María de la Cruz


Quiere Leonardo Roque Valle hoy compartir con nosotros su inspiración poética volcada en El Séptimo Universo y Otras Obras enhebrando vivencias, recuerdos, sentimientos a la vez que haciéndonos partícipes de un delicado cosmos profético-imaginario proveniente, sin duda, de su profunda sensibilidad interior y su proyección espiritual.


Aconsejaba Rainer María Rilke al joven poeta salvarse de los temas generales y volverse a los que le ofrece su propia vida cotidiana: describir sus melancolías y deseos, los pensamientos fugaces y la fe en alguna belleza, describirlo todo con sinceridad interior, tranquila, humilde y usar, para expresarlo, las cosas de su ambiente, las imágenes de sus sueños y los objetos de su recuerdo. Y es precisamente esto lo que apreciamos en la obra de Leonardo Roque Valle: su conexión intensa con las cosas y las emociones sencillas de su vida, algunas risueñas, otras de dimensiones trágicas; su capacidad de recuperar experiencias y sensaciones, logrando transmitirlas en toda su frescura y precisión.


Así desfilan ante nosotros, presencias y ausencias, pasiones y desencantos, alegrías y tristezas, de la mano de personajes de su infancia albertina; paisajes teñidos de la nostalgia del desarraigo provistos de la belleza que emana de la rara cualidad de ver con los ojos del alma y de la memoria; momentos de su vida de juventud y madurez o certeras semblanzas de encuentros con hombres y mujeres importantes en su vida.


Sin embargo, por detrás de sus vívidas y nítidas imágenes de la naturaleza rural y urbana y de su perspicaz caracterización de la persona humana, nos deja entrever el poeta toda una filigrana asombrosa de mundos pasados y futuros y de apariciones tanto bellas como enigmáticas, en la que conviven la crítica social y la fantasía, la certeza y la especulación intelectual.


Leonardo Roque Valle nos invita, entonces, a acompañarlo en este viaje a lo pequeño, que se convierte en grande e inconmensurable, en esta reconciliación con la vida desde una mirada que combina la sutileza con la profundidad, la realidad presente con la utopía y el ensueño visionario con el compromiso con las raíces y los afectos.

martes, 21 de abril de 2009

NORMA ELBA

Norma Elba
Bella y rosada flor del duraznero;
Dulce pasión de amor multiplicada;
Espléndida eres, florcita iluminada
Por el sol, radiante y tempranero.


-0-


Dice la artista: - También yo espero
Pintar al cardenal en la enramada;
Y sobre el bastidor deja estampada
Su obra genial que admiro y quiero.


-0-


Artista eres tú, mi amada Norma Elba
Y lo dirá el cardenal de tu pintura
Cuando el paisaje de tu obra vuelva


-0-


A cantarte sus canciones con ternura;
Eres pintora que perfuma a madreselva
Y tus obras representan la hermosura.



LA PLANTA EL PAJARO Y EL HOMBRE

La Planta, el Pájaro y el Hombre
En un jardín del pueblo cultivaba
Una planta muy bella el jardinero;
La cuidaba con afán y gran esmero
Y antes de florecer se marchitaba.
-0-
Prisionera la planta se encontraba
Mas su flor no se abona con dinero;
Seguro que el arraigo está primero;
Esclava del jardín, flores no daba.
-0-
Cuando a la calandria se enjaulaba
No cantaba ni comía hasta la muerte;
La planta cautiva se negaba
-0-
A florecer por aquella mala suerte.
Yo te cambié el lugar donde habitabas
Y lleno de emoción sueño con verte. 

LA LOCURA INTEGRAL

La Locura Integral
Tornan los años a traer recuerdos
Que la memoria contiene y atesora;
Creciendo, el inconsciente colabora
Iluminando la mente de los lerdos.
-0-
No será patrimonio de los cuerdos
Poder ser escritor, rey o profesora;
No olvides que un loco se enamora
Y que otros como él firman acuerdos.
-0-
No siempre el saber fue necesario
Para sacar las piedras del camino;
Depende de qué sabe el adversario
-0-
Pero también cuánto bebió de vino;
Vivir en la tierra es un calvario
Y matarse es un terrible desatino.
A mi Argentina
No llores, Patria Mía, estoy seguro
De que la justicia volverá a tu suelo
Trayendo en sus manos el consuelo
Que mi país necesita con apuro.
-0-
El día concluye, ya se hace oscuro;
Abajo el horizonte corta el cielo,
Un pájaro nocturno cruza en vuelo;
Su pinta es de halcón; su pico, duro.
-0-
Es la injusticia volando solapada
Por medio de discursos atrayentes;
Ya no basta con echar una mirada;
-0-
Hay que echar tipos influyentes;
La gente de pedir ya está cansada
Y se van terminando los creyentes.

A MI ESCUELA FRANCISCO GATTI

A mi Escuela "Francisco Gatti"
Escuela Gatti: ¡presente!
Aquí de pie te saludo;
Nunca de mí estás ausente,
Sos mi bandera y mi escudo.
-o-
En tus aulas hay amor
De Hogar, de Madre, de Padre;
Te parecés a una flor
Que en las mañanas se abre.
-0-
¿Qué misterio convocante
Tiene mi escuela querida?
Yo no dudo un solo instante
Que está cambiando mi vida.
-0-
Profesora de mi grado,
Libro abierto del saber,
Tienes el fuego sagrado
Que nos ayuda a crecer.
-0-
Todos juntos si somos hermanos,
Todos juntos debemos marchar;
Estrechemos muy fuerte las manos
Y en la Gatti juremos triunfar.

POESIA Y FANTASIA

Poesía y Fantasía
Paraíso cautivante es la poesía
Soñada con altura de un profeta,
Escrita por la pluma de un poeta
Que al duende del amor pertenecía.
-0-
En esta circunstancia aparecía
La flor más perfumada del planeta;
El verso para muchos es la dieta
Que ayuda a cultivar la fantasía.
-0-
Mira la juventud hacia adelante
Y llena de valor nada la inquieta;
Rimar una poesía no es bastante
-0-
Para alcanzar así la ansiada meta.
Y si el amor te abraza, delirante,
A no dudarlo más: ¡ya eres poeta!

LA MENTE DE UN POETA

La Mente de un Poeta
Hay un caudal de sangre turbulenta
Que va del corazón hasta la mente
Donde el poeta en forma permanente
La lira de su canto experimenta.
-0-
Sube otra vez la sangre y alimenta;
La idea ya se vuelve transparente.
Sabio el amor allí está presente,
Aflora el verso, la emoción aumenta.
-0-
Ornado está de flores el planeta,
Hermosas en formas y en colores.
Pero la flor preferida del poeta
-0-
Es la mujer ideal de sus amores,
De amante corazón, linda silueta,
Suave su voz y de ojos soñadores.

ESCUELA DE MI BARRIO


Escuela de mi Barrio

Dedicada a la Escuela N° 14 "Bartolomé Mitre" de la Ciudad de Alberti


Eras Número Catorce, Madre Escuela,
Donde cursé el tercer y cuarto grado;
Clara la mente a mi memoria apela:
Esta repone la estampa del pasado.

-0-

Eres, Escuela de mi Patria venerada,
Baluarte en el Barrio San Lorenzo,
Brillante bajo el sol embanderada
Con otro aniversario del comienzo.

-0-

María Ester fue maestra de tercero,
Linda figura y de rubia cabellera;
Fui alumno de ella y decir quiero
Era una hermosa flor de primavera.
-0-
Genio fue José, maestro y director,
Culto, inteligente, servicial amigo;
Tenían sus ojos la paz de un pastor;
Amó su profesión. Yo fui testigo.
-0-


¡Escuela querida! ¡Pasión del docente!
Camino tus aulas y no puedo verte.
Cuando yo veía, tu estabas en frente;
Hoy vengo, ya ciego, para conocerte.
-0-

Claudia Noemí, la Señora Directora,
Que formó los niños para mi visita
Pone una sorpresa muy encantadora,
Algo que la vida siempre necesita.

-0-

Bella distinción fue el pergamino;
Tiene la luz que necesito;
Es una flor que perfuma mi camino,
Un tesoro que me llevo al infinito.


-0-

La escuela forma parte de la vida
Y el maestro es un sol iluminado;
El niño deja el alma en su partida:
Yo escribo esta poesía recordando.


-0-

Cuna de la Patria, eres tú, Escuela,
Columna del progreso incomparable,
Lugar donde estrené mi escarapela
Y dulzura en el tiempo, inolvidable.


-0-

Regia Escuela del Alberti ¡te saludo!
Orgulloso de mi pueblo inteligente;
Besar quiero la bandera y tu escudo
Y aquí, gracias a Dios, digo: ¡presente!



LA CIRIACA

La Ciriaca
Era tordilla y de andar;
No era ni gorda ni flaca
ni era lerda La Ciriaca
Para echarse a galopar.
-0-
Mandaba en el pisadero
Empujando desde el fondo;
No le temía a lo hondo
Ni pisaba al bastonero.
-0-
Cinchaba en el malacate
pero nunca se mareaba;
Sin darse cuenta giraba:
Era cieguita, ¡acordate!
-0-
Mansita como una oveja
Que se crió a biberón
Si la llamaba el patrón
Tan sólo movía una oreja.
-0-
Si Joselín la encillaba
Ya sabía el recorrido;
Era el viaje preferido,
La Ciriaca relinchaba.
-0-
Se florea el Joselín
Jineteando a la Ciriaca;
En los estribos se hamaca
Orgulloso el chiquitín.
-0-
Sale a galope tendido
Y elegante la tordilla;
El Joselín en la silla
La conduce distendido.
-0-
Por la calle principal
Atraviesa la barriada;
Se da corte y de pasada
Lo saluda a Don Pascual.
-0-
Ya de vuelta la Ciriaca,
Y a pesar de la ceguera,
Encara hacia la tranquera
Tranquila como una vaca.
-0-
Al pesebre lo han llenado
Con alfalfa bien fresquita
Que allí en la cava bendita
Don José le había cortado.
-0-
Dentro del campamento
Entre adobes y ladrillos
Recorriendo los pasillos
Nunca tiene impedimento.
-0-
Le gusta andar sin prisa
Masticando el pasto bueno
Pero si suena un trueno
Sale que ni el suelo pisa.
-0-
Fue animalito divino,
Florcita de tapera;
Era capaz y altanera
Pero triste su destino.
-0-
Así quiso una mañana
De primavera ideal
Salir al camino real
Pensativa, casi humana.
-0-
Se fue solita al Salado
Por el sendero habitual
Mas su paso no era igual:
Era lento y muy pesado.
-0-
Calculó mal la orillita
O tal vez fue de ex profeso;
Quiso girar el pescuezo
Resbalando, la cieguita.
-0-
Metió la pata en el río;
Cayó con tan mala suerte
Que se la llevó la muerte
Por el golpe y por el frío.
-0-
Allí muerta la encontraron
Protegiendo sus ojitos;
Así los cuervos malditos
Con las ganas se quedaron.
-0-
Cerquita del puente grande
Por las noches se destaca
Un relincho: es la Ciriaca
Que sobre el río se expande.
-0-
Está viva en la memoria
De quienes la conocieron;
Hay muchos que ya murieron
Y están con ella en la gloria.

domingo, 19 de abril de 2009

NIÑEZ Y ARRAIGO

Niñez y Arraigo


En la capilla suena la campana;
El jilguerito canta en la retama;
La luz del sol, intensa, se derrama
En la fecunda tierra americana.

-0-


Esplendorosa se asoma la mañana;
El corderito tranquilamente mama;
Dibujando las hojas de una rama
Un paisaje igualito en la vendata.

-0-


Ese era el pueblo donde yo vivía
Una niñez que cultivó el arraigo
Que a tantos años todavía

-0-


En la memoria su recuerdo traigo;
Si yo pude olvidar lo que quería
No he podido borrar el desarraigo.